Viajamos a Samaná y saboreamos la República Dominicana

Jue, 04/04/2019 - 12:00
República Dominicana

Un país lleno de diversidad, el segundo más grande del Caribe. Hablamos de la República Dominicana, que nos ofrece un clima espectacular de 25 °C durante todo el año. Y además nos invita a disfrutar de unas vacaciones al ritmo caribeño. Más de 1.600 kilómetros de costa con playas vírgenes, hoteles y resorts, y una infinidad de opciones en deportes, entretenimiento y recreación.

Samaná, el secreto más guardado del Caribe

Si lo que buscas es naturaleza auténtica y salvaje, la República Dominicana cuenta con destinos menos conocidos cómo es el caso de Samaná, el secreto más guardado del Caribe. Se trata de una península situada a la costa nordeste de la República Dominicana, con entornos exuberantes y paisajes naturales espléndidos.

Cultura y relax

Escoge el hotel con todo incluido que más te apetezca. Bahia Principe tiene cuatro fantásticos resorts situados en un ambiente perfecto. La hospitalidad y la alegría dominicana combinada con la suculenta gastronomía basada en productos locales como el pez fresco, la leche de coco, el famoso ron dominicano o lo Mamajuana, el licor local, hacen de la República Dominicana un destino idóneo para relajarse.

¿Qué hacer?

Playas de arena blanca y aguas turquesas te esperan. Playa Rincón está considerada una de las 10 playas más bellas del mundo por la Unesco, y muy cerca encontrarás las sofisticadas playas de Las Galeras y Las Terrenas. Además de las playas de postal, la actividad estrella es la observación de las ballenas jorobadas en el Atlántico norte, presentes todo el año en la costa de la bahía de Samaná. Y si quieres más maravillas naturales en el Parque Nacional Los Haitises descubrirás un bosque húmedo subtropical con aves, manglares, cuevas y mucha vegetación.

Cuerpo y mente

Para cerrar el viaje con la guinda final, una buena manera es ponerse en manos de los tratamientos de bienestar que ofrecen en los hoteles. Masajes, cosmética y actividades de relajación cuerpo y mente en un entorno de película.

Fuente: BeTravel