Islandia “Tierra de hielo y fuego”

Mar, 10/09/2018 - 09:53
Islándia

Islandia, en islandés “Ísland”. Su nombre proviene de un vocablo del nórdico antiguo y cuyo significado, como no podía ser de otra forma es, “tierra de hielo”.

País soberano situado al noroeste de Europa, en el Océano Atlántico Norte y al sur del  Océano Ártico, que baña la costa norte de Islandia. Su territorio está formado por su isla homónima y por pequeñas islas e islotes adyacentes. El Círculo Polar Ártico cruza justo a través de la pequeña Isla de Grimsey situada frente a la costa norte.

Datos geológicos

Islandia está localizada en la dorsal mesoatlántica, marcando el límite entre la placa Euroasiática y la Placa Norteamericana. Debido a su localización, es un país con gran actividad volcánica y geológica, lo que generó su formación y que da lugar a más de 200 volcanes, destacando el Hekla, EldgjáHerðubreið y el Eldfell, así como sismos y géiseres. Otro detalle a tener en cuenta es que se encuentra encima de un punto caliente, donde el magma se acumula por debajo de la corteza terrestre.

Todo esto afecta en gran medida al paisaje del territorio islandés, donde el interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertos, montañasglaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas.

Islándia

Clima

Cualquier persona imaginaría que el clima en Islandia es frío, con continuas ventiscas de nieve y paisajes helados debido a la alta latitud del país. Pero la realidad se aleja bastante de nuestra imaginación ya que, gracias a la corriente del Golfo, el clima de Islandia es subpolar oceánico., con veranos templados (temperatura media entre 12 y 14°C, sin sobrepasar los 25°C) e inviernos suaves con temperaturas de 0°C y de -10°C en las tierras altas.

Otra característica de su clima es la variabilidad, pudiendo ser muy diferente en un mismo día, pasando de un día soleado y apacible a un día con fuertes nevadas y viento. Así lo dice un proverbio islandés, “Si no te gusta el tiempo que hace, espera cinco minutos”.

Datos generales, flora y fauna

Si por algo se caracteriza Islandia es por su diversidad y por la belleza de sus paisajes, teniendo en cuenta las dimensiones de la isla (su extensión es la quinta parte de España) posee multitud de distintos ecosistemas. En un solo día podemos pasar de sus montañas nevadas y sus glaciares, a territorios desérticos, hermosas cataratas, campos de lava cubiertos de musgo o playas de arena volcánica negra.

Cuando los primeros colonos llegaron a la isla el único mamífero existente era el zorro polar, que llegó a la isla a finales de la edad de hielo caminando sobre el mar helado. Estos colonos trajeron consigo otras especies de mamíferos domésticos como el caballo, reno, oveja o cabra. Animales como la ballena, el caballo islandés y el frailecillo u otras aves, son las asociaciones más inmediatas de la fauna de Islandia. Hoy en día Islandia es una de las mecas mundiales en cuanto a la observación de aves.

Islándia

La flora y ecosistema de Islandia se vio muy afectada cuando en el s. IX se produjeron los primeros asentamientos humanos, la isla estaba cubierta de árboles tanto en sus costas como en sus montañas, pero debido a la necesidad humana, los bosques fueron esquilmados hasta su desaparición. Esto, unido al clima desfavorable, a la actividad volcánica y al acceso indiscriminado de ganado al pastoreo, provocó la erosión del 75% de los terrenos, reduciendo la posibilidad de una regeneración natural.

Este 75% de la isla carece de una capa continua de vegetación, debido a los motivos anteriormente mencionados. Los arbustos de crecimiento lento como el brezo, murtilla, gayuba, el sauce y el abedul enano, son las especies más comunes de vegetación, siendo el abedul del norte el árbol más numeroso. Una de las características más sobresaliente del paisaje islandés, especialmente en el suroeste de la isla, es la existencia de extensos campos de lava cubiertos de musgos verdes y líquenes.

Historia y cultura

Islandia es uno de los lugares geológicamente más recientes de la tierra y fue uno de los últimos en ser colonizado.

La fecha exacta de los primeros asentamientos es incierta. Se han encontrado en la isla antiguas monedas romanas que datan del siglo tercero, si bien se desconoce si fueron llevadas en ese momento a la isla, o si llegaron siglos más tarde con los colonos vikingos, después de haber circulado entre ellos como moneda de cambio durante siglos.

Según la tradición y lo recogido en el Landnámabók (Libro de los Colonizadores), los vikingos llegaron a Islandia por accidente, cuando a mediados del siglo IX, un vikingo llamado Naddoddr desorientó su camino hacia las Islas Feroe y arribó a la costa este de Islandia, a la cual llamó Snæland o “Tierras de nieve”.

Poco después, un noruego llamado Flóki Vilgerðarson dejó su hogar con la intención de colonizar la tierra recién descubierta. Según la leyenda, un duro invierno cuando habitaba en el noroeste de la isla y acabó con todos sus animales, subió  a una montaña en busca de nuevos territorios y descubrió, al otro lado, un fiordo lleno de hielo. Frustrado, cambió el nombre del país por el de Island (Tierra de Hielo) y regresó a Noruega.

De acuerdo con el Landnámabók, el primer poblador permanente de Islandia fue el noruego Ingólfur Arnarson. Según estos manuscritos, Arnarson llegó a Islandia en el año 874 d.C.

Todo esto marca  en la cultura islandesa una clara influencia escandinava de orígenes vikingos.

Islándia

“Ski World Class Destination”

Gracias a Kaihópara podremos descubrir las mejores áreas de Islandia para practicar Freeride. Ya sea a bordo de un helicóptero y la maravillosa experiencia que supone, o al más puro estilo, ascendiendo con nuestras pieles acompañados por el silencio roto por el paso de nuestros esquís al abrir la huella, donde podremos dormir en un lodge o vivir la increíble experiencia de alojarse en un velero en busca de las mejores líneas posibles.

La temporada de esquí empieza a finales de Febrero y termina con excelente “corn skiing” y ocasionalmente con powder hasta mediados de Junio.

Gracias a la mezcla de las auroras boreales del mes de marzo, el sol de medianoche en junio, la actividad volcánica, las aguas termales, los campos de lava y su cultura vikinga, sentirás que Islandia es sin duda alguna un destino ideal para vivir una auténtica aventura de esquí.

Islándia

Son cuatro las áreas idílicas que dan el título a Islandia de “Ski World Class Destination”:

Islándia

1-“Nothern Iceland” - Península de Troll y Hidden Land

Las penínsulas de Troll y Hidden Land, separadas por el fiordo más largo de Islandia, Eyjalfjordur , representan  el destino por excelencia y donde se “destila” el mejor esquí gracias a las miles de laderas y picos que esperan su primer descenso. Un vasto terreno de más de 4000 km cuadrados de montañas árticas que te dejan la boca abierta, con desniveles de 1500 metros y posibilidades para todos los niveles, desde estrechas y empinadas canales para los más expertos a amplios y anchos glaciares para niveles intermedios.

A ambos lados del fiordo se elevan antiguas cadenas montañosas y valles arropados por formaciones más jóvenes, extendiéndose por ambas penínsulas hasta su costa norte, donde el tiempo y el continuo romper de las olas han formado vertiginosos acantilados.

El hecho de que la Península de Troll este rodeada por el océano Ártico genera increíbles oportunidades de esquiar justo hasta la orilla del mar, con un costero  y estable paquete de nieve ,“stable coastal snowpack”.

Kaihópara, en estrecha colaboración con Arctic Heliskiing y Bergmenn Mountain Guides, nos propone dos formas diferentes de disfrutar de este paraíso, pudiendo combinar ambas en un mismo viaje.

- Heliski:

Para estos programas nos alojamos en Klaengshóll Lodge, una antigua granja reformada propiedad de Arctic, con todas las comodidades necesarias. Situada en el valle de Skiðadalur, justo en medio del mejor terreno esquiable, donde las líneas más cercanas están a tan sólo 3 minutos. El helicóptero nos espera en la puerta del lodge, preparado para transportarnos hacia jornadas inolvidables.

Islándia

Existe la posibilidad de escoger entre tres programas diferentes, el Clásico con 12 esquiadores divididos en 3 grupos, el Semiprivado para 8 esquiadores en dos grupos y el Privado para grupos de 4, este último se puede personalizar aún más para aquellos que buscan un programa a medida, con horas ilimitadas de vuelo.

- Freeride - Touring:

En este caso hay dos opciones, una es el alojamiento es en la bonita población de Siglufjörður, que en sus días de máximo apogeo durante la era del arenque  o “fiebre de la plata del mar”, fue apodada la capital mundial del arenque y es considerada uno de los lugares más históricos del país. En los últimos años Siglufjörður se ha dado a conocer como una de las mejores ubicaciones de Islandia para esquiar, si no la mejor. Está rodeada de picos con infinitas opciones para disfrutar de  innumerables “runs” para todos los niveles, que te llevan hasta la orilla del mar. Los accesos y aproximaciones para las jornadas de esquí se realizan en 4x4.

El hotel recomendado se encuentra junto al mar con increíbles vistas al mismo y a las montañas que emergen del océano. En sus restaurantes podrás disfrutar de su cocina típica salida del océano al plato.

Después de cada intensa jornada de esquí no hay mejor forma de relajar las piernas que en los baños termales de la región o en el spa del hotel.

Islándia

La segunda opción es alojarnos en el Karlsá Ski Lodge, un chalet situado a las afueras de Dalvík y recientemente renovado, que está dedicado exclusivamente a acomodar a los clientes del programa de touring que se desarrolla en el territorio de la península de Troll. La sauna y el jacuzzi son el preludio a una fantástica cena gourmet preparada por el chef del lodge.

2- “The Glacier Fjords” &  Ísafjörður

Una verdadera experiencia ártica en la Reserva Natural Hornstrandir, en los fiordos del oeste de Islandia, a tan sólo unas pocas millas del Círculo Polar Ártico. Se trata de una aventura enfocada al “backcountry”, esquiando entre los remotos fiordos, echando el ancla del velero en un sitio diferente cada noche, un viaje de esquí con la profunda sensación de una expedición.

Muchas de las montañas y sus crestas nunca han sido esquiadas antes, así que es fácil de imaginar que no esperemos encontrar a nadie que pueda pisar las líneas de ensueño que previamente hayamos escogido.

Son muchas las posibilidades de ascensiones y descensos, con lo que las rutas se planean previamente en base al nivel e interés de los esquiadores. Normalmente las jornadas de esquí son entre 6 y 8 horas, pero para aquellos que quieren jornadas más cortas pueden descender hasta el barco cuando ellos quieran.

Islándia

Sin duda la razón principal del viaje es esquiar, aun así, se transportan algunos kayaks en el barco para quienes quieran tomarse un descanso de esquiar y surcar estas aguas remotas a golpe de remo.

No todo el esquí increíble de “Westfjords” requiere de acceso en barco,  alrededor del pintoresco pueblo de Ísafjörður hay muchas montañas que, con el añadido del confort de un alojamiento y el ambiente del centro del pueblo, representa un plan alternativo perfecto.

Islándia

3 – Vatnajökull National Park

La ascensión a Hvannadalshnúkur, el pico más alto de Islandia con 2110 m, así como a sus montañas circundantes, es muy recomendable. La cima de Hvannadalshnúkur nos ofrece una panorámica imposible de olvidar, al norte Vatnajökull, el glaciar más grande de Europa con sus montañas emergiendo de los lados del glaciar y al sur las interminables playas negras bañadas por el océano Atlántico.

Islándia

Su ascensión requiere de un día entero, con un desnivel acumulado de más de 2000 metros en los que, dependiendo del nivel y estado físico, se emplean entre 7 y 10 horas,  de 5 a 8 para su ascenso y alrededor de 2 horas para el descenso. Es sin duda una experiencia inolvidable, con un descenso impresionante.

El sur del Parque Nacional ofrece oportunidades increíbles para escalada en hielo, roca y alpina.

4- Los Fiordos del Este, “Land of Dragons”

La leyenda  cuenta la historia del intento de Harald de someter a los orgullosos islandeses y gobernarlos como parte de su reino; para lograrlo, Harald hizo que un mago enviara su espíritu en forma de ballena que fue repelido por el dragón gigante y protector de la costa montañosa de los fiordos del este. Tanto por su leyenda como su paisaje formado por picos escarpados y profundos fiordos azules, es fácil de imaginar por qué se le denomina la tierra del dragón.

Bergmenn Mountain Guides ha liderado el camino del esquí en Islandia, siendo el pionero de nuevas áreas y, con más de 18 años de experiencia a sus espaldas, fue la primera en explorar y ofrecer esquí en la Península de Troll.  Ahora con “The Land of Dragons” brinda la oportunidad de unirse a otra gran aventura de primeros descensos y descubrimientos, alojados en un lodge en el pintoresco pueblo de Eskifjörður, rodeado de una belleza increíble donde, en cortos desplazamientos en vehículo, accederemos a los fiordos para esquiar en las adyacentes montañas y pasos.

Este paraíso virgen para esquiadores es también el hogar de media docena de pueblos de pescadores. Cada fiordo y pueblo están llenos de rica historia, ya que durante siglos los fiordos del Este fueron el primer lugar donde los barcos de Europa hicieron tierra, después de la peligrosa travesía del Atlántico.

Islándia

Fuente: KAIHOPARA