Estambul, la ciudad de las 7 colinas

Jue, 04/04/2019 - 11:19
Estanbul

Estambul fue la capital del mundo civilizado durante muchos siglos y es considerada el corazón de Turquía. Con unos 12 millones de residentes es un escenario espectacular entre Europa y Asia. Centro incuestionable de folclore, comercio, historia y cultura turca. Estambul se levanta sobre 7 colinas y está bañada por las aguas del Bósforo con el estratégico estrecho de Bósforo, que conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara y el Corazón de Oro, un estuario de agua dulce. Durante muchos años y hasta la construcción del puente de Bósforo en el 1973 el único medio de transporte entre Europa y Asia era el barco. El año 1988 se construyó un segundo puente. Pero ahora, se está haciendo un tercero y se está desarrollando también una red de metro.

Lugares de interés en Estambul: Zona antigua

Hay que empezar la visita de Estambul visitando el Hipódromo romano, inicialmente construido en el  siglo III aC por el emperador Séptimo Severo. Fue Constantino el Grande quién lo convirtió en circo, escenario de los juegos imperiales, con una capacidad por 100.000 espectadores. Los restos más destacados son El Obelisco del Faraón Thutmosis, la Columna Serpentina procedente del templo de Apolo y la Columna de Constantino VII. Seguimos la ruta de la zona antigua, ahora es el turno de la Mezquita del Sultan Ahmet, también conocida como la Mezquita Azul, la obra representativa de la arquitectura Otomana. Tampoco podemos dejar de ver el Museo-Iglesia Santa Sofia, maravilla arquitectónica Bizantina. Y rematar el día con el Palacio de Topkapi, construido durante el siglos XV y XIX sobre la primera colina de Estambul.

Otras actividades

Estambul nos ofrece perdernos por el Bazar de las Especies situado cerca de la Mezquita Nueva. Con una atmósfera llena de fragancias orientales que provienen de la gran variedad de hierbas y especies. También podemos coger un barco privado y hacer un crucero por el Bósforo y contemplar así las espectaculares imágenes que nos ofrece la ciudad.

Para acabar de descubrir Estambul recomiendan pasear por el barrio Ortakoy, un lugar importante en la vida cotidiana de la ciudad. En Ortakoy puedes encontrar mezcla étnica: Turcos, armenios y griegos han convivido pacíficamente. Sus calles están llenas de excelentes restaurantes y tascas para cenar una de las especialidades, el Kumpir, una patata asada y rellena al gusto. Finaliza el recorrido con la visita de la Mezquita Soliman el Magnífico.

Fuente: BeTravel